oceano

Sumergíos en el océano de mis palabras – Bahá’u’lláh

La nueva era

Posted by catinur en enero 31, 2009

 puesta-sol-akka
La luz es buena en cualquier lámpara que brille. La rosa es bella en cualquier jardín que florezca. La estrella tiene el mismo fulgor si resplandece en el Este o en el Oeste.
Estad libres de los prejuicios y podréis amar al Sol de la Verdad en cualquier punto del horizonte en que se levante.   

Si nos detenemos a considerar el mundo de hoy, encontraremos por doquier confusión, desorientación, miseria, contiendas y caos. Las ideas y costumbres del pasado se revelan más inadecuadas cada día para afrontar las nuevas condiciones que van surgiendo paulatinamente. Sistemas de gobierno, teorías económicas, políticas e ideológicas de carácter social, que funcionaban antes más o menos acertadamente, fallan ahora por completo.

Aún las grandes religiones mundiales que, en tiempos pasados, parecían satisfacer debidamente las necesidades espirituales del hombre, no colman ahora las exigencias del mundo moderno. Por todas partes parece como si se estuviera poniendo en tela de juicio todo cuanto el hombre ha edificado y estimado valioso, como si lo encontrara ya inservible y, sin embargo, se reconociera a sí mismo incapáz de afrontar la situación.

¿ Qué es lo que sucede? ¿Será cierto lo que dijo el famoso historiador inglés H.G. Wells en su último libro: “la especie humana ha llegado al final de su carrera, porque el espíritu ya no es capaz de adaptarse suficientemente a las condiciones que cambian con mayor velocidad que nunca?.

¿Es algo casual, inexplicable, quizás sin verdadera importancia y sólo un convulsión transitoria en la corriente eterna? ¿ O podría señalar, por el contrario, un gran período de transición entre una etapa de la vida pasada del hombre en este planeta y otra completamente nueva?.

Hace cerca de un siglo, Bahá’u’lláh, Fundador de la Fe Bahá’í, declaró: “Desgraciadamente los vientos de la desesperación están soplando por todos lados, y la contienda que divide y aflige a la raza humana aumenta más cada día. Las señales de convulsiones inminentes y de caos pueden percibirse ahora, debido a que el orden reinante es lamentablemente defectuoso. Pronto el orden actual será enrollado y uno nuevo desplegado en su lugar”.

Señaló entonces, que, de conformidad con la ley de la evolución, existen ciclos de crecimiento y desarrollo para todas las formas de vida del universo. Cada cosa creada, ya sea una célula o un planeta, comienza su vida como una semilla, estando todavía ocultas sus perfecciones latentes. Estas se hacen gradualmente visibles hasta que llegan a la etapa de la madurez. ” Del mismo modo, hay períodos en la vida colectiva de la humanidad. En cierto momento pasó por su etapa infantil, en otro por su período de juventud, pero actualmente está entrando en su fase de madurez, predicha hace mucho, y cuyas evidencias son claras en todas partes”.

Esto es pues lo que sucede a la humanidad. Está entrando en una nueva etapa de su vida, infinitamente superior a cualquier otra del pasado, en la cual habrá de desarrollar nuevos poderes y capacidades, nuevas modalidades, normas morales e instituciones. Según explicó Abdul-Bahá, hijo mayor de Bahá’u’lláh y exponente reconocido de sus enseñanzas: ” Lo que es aplicable a las necesidades humanas durante la historia primitiva de la raza humana, no puede ni servir ni satisfacer las exigencias de hoy en día, así como tampoco las ideas, costumbres y actos del adolescente pueden satisfacer las demandas del adulto. La humanidad ha emergido de su antiguo estado de limitación y de preparación preliminar. Nuevos dones y dádivas perfectas le esperan y ya descienden sobre ella. Los dones y creencias de su juventud son incapaces de satisfacer las necesidades de su madurez.

Por desgracia, la mayor parte de la gente, los líderes incluso, no se han dado cuanta todavía de este gran cambio, por lo que tratan de seguir con ideas, formas de hacer las cosas y costumbres que pertenecen a épocas pretéritas, y éstas no pueden satisfacer las necesidades de la Nueva Era. Por ello, el desorden y la confusión siguen reinando en el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: